Método Acapulco. Para los clientes más exigentes se ha recuperado el ancestral sistema ideado por el Marqués de Acapulco y Villanueva a principios del Siglo XX. Consistem sencillamente en recoger la "Flor del Aceite", la pequeña canitdad de zumo de aceituna que se desprende por sí sola a través de un simple malla metálica antes de la primera presión en frío. Para obtener un litro de aceite de primera presión se necesitan ocho kilos de aceituna aproximadamente; sin embargo, para conseguir un litro de la "Flor del Aceite" son precisos algo más de once kilos de aceituna.