Cada campaña se moltura una cantidad determinada de aceitunas siguiendo el sistema tradicional de prensas y capachos para sacar al mercado un número limitado de botellas bajo la denominación "Primera Presión en Frío".